Seguros para coches de alta gama

Seguros para coches de alta gama


Chocó su Ferrari a pocas horas de haberlo comprado [VIDEO]

Los coches de gama alta requieren un servicio de seguro diferente y mayor al de un vehículo de gama media. Es por eso que asegurar vehículos de esta índole supone un mayor esfuerzo de elección del seguro.

choque-ferrarri

Vehículos de alta gama

La posesión de un coche de alta gama supone un lujo que no todos los bolsillos pueden soñar. Quizá por eso a estos vehículos se les conoce también como coches de lujo. Las mejores marcas de autos y escuderías ofrecen modelos de vehículos que hacen las delicias de sus usuarios, un sueño de cuatro ruedas con la mejor carrocería y prestaciones a nivel comercial. Son el último grito de ingeniería, lo último en velocidad, diseño y tecnología sobre cuatro ruedas.

Es por eso que adquirir un coche de estas características conlleva un riesgo, puesto que no deja de ser una inversión que el usuario está realizando, una inversión que hay que asegurar sin ninguna duda, y más tratándose de un vehículo.

Asegurar un coche de lujo

Asegurar un coche es tan importante como decidir tener uno. No todos los seguros de vehículos se adaptan al modelo de coche que se tenga, ni a los servicios que cada uno necesitamos, puesto que no es lo mismo asegurar el vehículo a terceros –póliza más reducida que incluye, en caso de siniestro, indemnización de daños a terceros- y el seguro a todo riesgo –que ofrece una cobertura total-. Es por eso que asegurar un coche implica muchas decisiones y cosas.

Las pólizas de seguros para autos pueden asegurar varias prestaciones, entre las que se incluyen servicios como reparación de lunas, en caso de robo una indemnización, servicio de grúa en caso de avería, préstamo de un coche para reponer el propio, en caso de siniestro cobertura del proceso judicial, peritaje, indemnización en caso de víctimas, etc.

Desde aquí, el consejo principal para asegurar un vehículo de lujo o de estas características es pensar que el modelo que estamos adquiriendo requiere una cobertura generosa, ya que en caso de robo, siniestro o avería, los costos serán siempre mayores que un vehículo normal.